Ir al contenido principal

Cada año unas 12 millones de hectáreas se convierten en desiertos debido al mal manejo de los suelos

El secretario ejecutivo de la Convención de la ONU contra la Desertificación llamó a los líderes del mundo a tomar medidas para detener la degradación de los suelos producida por el hombre.



En la Conferencia de alto nivel de los Estados partes de ese acuerdo internacional, que se celebra esta semana en Changwon, Corea del Sur, Luc Gnacadja subrayó que cada año unas 12 millones de hectáreas se convierten en desiertos debido al mal manejo de los suelos.

El desafío, subrayó, consiste en diseñar políticas sostenibles con el medioambiente para afrontar mejor la amenaza del avance de los desiertos, la degradación de las tierras y la consecuente inseguridad alimentaria y el aumento de la pobreza.

Gnacadja instó a expandir los programas de restauración de suelos y señaló que las tierras áridas pueden ser muy productivas, como lo evidencian las grandes planicies en Norteamérica, las pampas en Argentina y los campos de trigo en Ucrania y Kazajstán.

Comentarios

Disqus Shortname


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible