Ir al contenido principal

La crisis bancaria

OPINIÓN de Oscar Ugarteche   

Se inició formalmente con la quiebra del Banco Dexia y su rescate el 11 de octubre del 2011. Dexia es un banco franco belga, grande para Bélgica pero considerado intermedio. La quiebra ha sido producida por el deterioro del valor de los papeles de deuda griega. El impacto de su quiebra, de no haber sido rescatado al momento por los gobiernos de Francia y Bélgica el lunes de la semana que termina, hubiera impactado sobre Estados Unidos y toda Europa.

Se estima que la banca europea necesitaría 100,000 millones de euros de capital adicional para que 56 bancos en riesgo puedan enfrentar la crisis, según El País, y 200,000 para que el integro de la banca lo logre. De estos, 14 son bancos españoles que incluyen a BBVA, Santander y la Caixa recién privatizada. Esto pondría el 40% de la banca en manos de los Estados Europeos.

El tema ahora es la velocidad con la que esto se lleve a cabo. Mientras Europa sigue peloteando a Grecia, el problema griego se avecina a su desenlace. Con una deuda de 157% de su PIB y un déficit publico resistente que sigue en 12% del PIB, no parecen tener una salida viable dentro del sistema. Cualquier rescate convencional aumenta su deuda.

Soros, y 100 banqueros, políticos y economistas notables urgen a los gobiernos a garantizar los bancos primero y, tras el desenlace de la crisis, capitalizar los bancos antes que Grecia y la quiebra de Dexia contagien al resto de la banca. El Banco Central Europeo (BCE) anunció el 6 de octubre que abriría sus ventanillas de crédito de emergencia ante el cierre del crédito interbancario para evitar que la banca europea deje de prestar ante el credit crunch existente. El Banco de Inglaterra ha hecho lo mismo dejando los temores inflacionarios de lado.

Los bancos comerciales griegos ya han tomado préstamos del Banco Central Europeo por 100,000 millones de euros contra bonos soberanos griegos y están procediendo a tomar prestado del banco central griego a una tasa mayor. Los dos bancos más grandes de Grecia ya se fusionaron y el tercero, Banco Pireus, podría fusionarse con un banco estatal.

Las calificadoras de riesgo redujeron la calificación de la banca italiana, española y británica las dos semanas pasadas y se anticipa que harán lo propio para la banca francesa y alemana. Mientras tanto el precio del oro retomó su camino de ascenso del que salió en un momento de consolidación de ganancias.

*Oscar Ugarteche, economista peruano, trabaja en el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, México. Es presidente de ALAI y coordinador del Observatorio Económico de América Latina (OBELA) www.obela.org

Comentarios

Disqus Shortname


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible