Ir al contenido principal

Espacios olvidados y maltratados

Día Mundial de los Humedales



Resultado de imagen de HUMEDALES ELMERCURIODIGITAL



ECOLOGISTAS EN ACCIÓN 

  • El 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales. Pese a ser uno de los ecosistemas más diversos y ricos por su importancia social, ambiental, económica y cultural son espacios que carecen de garantías para su conservación.
  • La gestión que hace la Comunidad de Madrid sobre estos ecosistemas es más que insuficiente. Que un humedal esté catalogado o dentro de un espacio protegido no es garantía de que no esté degradado, amenazado o de de que no se realicen actividades incompatibles con su conservación.
  •  ARBA, la Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo consideran esencial la educación y sensibilización de la población para lograr un estado óptimo de conservación de los humedales.
Para conservar estos parajes se aprobó Ley 7/1990, de 28 de junio, de Protección de Embalses y Zonas Húmedas de la Comunidad Autónoma de Madrid, por la cual se creaba el Catálogo de Zonas Húmedas. Este Catálogo está compuesto por tan solo 23 humedales y fue elaborado entre 1991 y 2004. Actualmente se prevé la inminente aprobación del Plan de Actuación para los 23 humedales Catalogados, es decir, una regulación específica con medidas concretas, que debrían garantizar su protección en los próximos años. Sin embargo este Plan no supone tal garantía ya que abre la salvedad para que actividades como el uso público masivo, la actividad agrícola y ganadera, el uso de fitosanitarios, la eliminación y quema de vegetación o la caza puedan seguir siendo posibles en las riberas de los humedales.

En la Comunidad de Madrid, que un humedal esté catalogado o dentro de un espacio protegido no es garantía alguna de que no esté degradado, amenazado o de que se realicen actividades poco respetuosas. Humedales catalogados como Las Madres -en Arganda-, Soto de las Juntas, El Campillo -ambos en Rivas-, Picón de Los Conejos -en Velilla de San Antonio-…) sufren una pérdida considerable de diversidad de aves debido a la masificación y actividades recreativas descontroladas. En 2013, una actuación de “restauración” de la Consejería de Medio Ambiente provocó la desecación de Las Islillas (Mejorada del Campo). En el mismo año, el carrizal de Los Albardales, en San Martín de la Vega, fue parcialmente enterrado tras el depósito de cientos de toneladas de escombros, y con la autorización y connivencia de la Consejería de Medio Ambiente. En 2016, fue incendiado y arado el humedal de San Galindo, en Chinchón. Problemas crónicos como el vandalismo (Laguna del Raso, en Velilla de San Antonio), la presencia de especies exóticas invasoras (la práctica totalidad de los humedales) vertidos incontrolados o la eutrofización de las aguas -la cual provoca episodios recurrentes de mortandaz de peces (Humedales de Velilla de San Antonio, laguna del Porcal)-, no generan ninguna respuesta por parte de la Administración regional ni desde el organismo de cuenca.

De esta manera, la situación de los humedales que no gozan de figuras de protección es sumamente incierta. Zonas encharcadizas de gran valor como Los Estragales en Pinto, las lagunas de Meco, las canteras de la dehesa de Alpedrete, etc están gravemente amenazadas por el abandano en el que se encuentran o por la amenaza de proyectos incompatibles con su conservación.

Los colectivos ecologistas ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama consideran esencial la educación y sensibilización de la población para lograr un estado óptimo de conservación de los humedales. Por ello convocan diversas actividades de concienciación en esta jornada.

Ecologistas en Acción.



Comentarios

Disqus Shortname


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible