Ir al contenido principal

Organizaciones solicitan al Gobierno sanciones más efectivas por el uso del veneno

SEO/BirdLife y WWF 

Tras la sentencia de la Audiencia provincial de Navarra por el mayor caso de envenenamiento de rapaces en España

SEO/BirdLife y WWF celebran que la Audiencia provincial de Navarra haya confirmado la autoría de los hechos por el mayor caso de envenenamiento de rapaces en España, sucedido en 2012, que acabó con la vida de 138 aves rapaces, y que los acusados hayan sido condenados, teniendo que pagar 80.000€[1]. Sin embargo, las organizaciones lamentan que el retraso en el procedimiento judicial haya supuesto una menor contundencia por parte del órgano judicial.



Las ONG recordamos que el que utiliza el veneno para controlar depredadores se expone a fuertes sanciones, multas, suspensión de cotos, inhabilitaciones e incluso pena de prisión. Esta sentencia condena a un guarda de caza y a los dos presidentes de los cotos de caza de Tudela y Cintruénigo a 5 años de inhabilitación y al pago de una multa y una indemnización a la Comunidad Foral por las especies envenenadas. SEO/BirdLife y WWF España valoramos especialmente la investigación de los hechos, al haberse utilizado medios policiales muy eficientes, como intervenciones telefónicas. Gracias a dichos medios, y al buen trabajo de la guardería de medio ambiente y de la policía foral de Navarra, fue posible descubrir a los culpables. Sin embargo, la baja pena establecida en el Código Penal para los delitos por envenenamiento de fauna hace que normalmente no se utilicen medios de investigación que habitualmente sí son aplicados a otros delitos. Por eso, SEO/BirdLife y WWF solicitamos que se modifique la normativa penal para conseguir una mejora en la aplicación de sanciones efectivas y que este tipo de delitos contra la fauna, que afectan a especies en peligro de extinción, dejen de ser considerados como delitos menores. El veneno tiene un impacto muy grave en la conservación biodiversidad. En este caso fue la causa de la muerte de milanos reales, alimoches, milanos negros, aguiluchos laguneros y buitres leonados. Se trata de especies protegidas que, en algunos casos, como el milano real, están catalogadas como “En peligro de extinción”.  



 

[1] 7.200 € de pena de multa, 67.529,65 € por indemnización a la Comunidad Foral de Navarra por el valor de las especies envenenadas, y las costas del procedimiento de primera instancia.

Comentarios

Disqus Shortname


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible