Ir al contenido principal

ANSE considera “convencional” el Plan del Mar Menor del ministerio




Murcia, 26 ago (EFEverde).- Las organizaciones ecologistas ANSE y WWF han pedido un “verdadero” Plan para la Protección del Borde Litoral del Mar Menor y han remitido a la Directora General de la Costa y del Mar, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, un documento de sugerencias al Plan existente al lamentar que se quede solamente en propuestas convencionales para los directamente relacionados con las playas.

ANSE y WWF lamentan que el Plan no proponga soluciones basadas en la Naturaleza, y si, por el contrario, soluciones exclusivamente ingenieriles entre las actuaciones prioritarias como la construcción y prolongación de diques, traslado de arena entre unos puntos y otros, extracción de lodos o nuevos aportes de arenas que no constituyen soluciones definitivas, como así lo reconoce el mismo documento, y que habrá que mantenerlas anualmente, independientemente de su elevado impacto ambiental y coste económico.

“El documento reconoce, en el apartado sobre puertos deportivos, que los mismos han conllevado un elevado impacto sobre el Mar Menor pero no plantea ninguna propuesta para eliminar ninguno de los puertos existentes, por ejemplo, aquellos de mayor impacto o en los casos en que las concesiones de ocupación del dominio público marítimo-terrestre (DMPT) hubieran caducado”, añaden.

El Plan prevé una afección negativa elevada para el año 2040 por impactos asociados al cambio climático en lugares como la ensenada del Pudrimel o la zona norte de la Playa del Estacio, además de socavación de algunos tramos y rebase con rotura de paseos marítimos, y en el caso de la orilla interior de La Manga “… la elevada rigidez de prácticamente toda la costa interior de La Manga, donde se alternan tramos de invasión urbana y de revestimientos longitudinales con fines diversos, impedirá que los efectos de la subida del nivel del mar puedan ser absorbidos por sus playas, lo que provocará un estado mayor de inseguridad futura”.

Sin embargo, no incluyen entre las actuaciones previstas algunas que ayudarían a solucionar el problema en origen, y que ya fueron incluidas en la “Estrategia para la sostenibilidad de la costa” como la compra de terrenos no urbanizados del DMPT, liberar parte de la costa mediante la demolición de las construcciones en las zonas más expuestas o la restauración de la franja costera de la Caleta del Estacio, afectada por las obras de Puerto Mayor.

A la hora de evaluar las prioridades ambientales, el documento olvida la presencia de elevados valores ambientales en los arenales costeros, como la existencia de especies endémicas como la esparraguera del Mar Menor (Asparagus macrorrhizus), especie endémica a escala mundial del sureste de la Región de Murcia y cuyo núcleo principal se localiza en zonas donde existe una fuerte presión urbanística de La Manga, o de poblaciones de especies de fauna En Peligro como el fartet (Aphanius iberus) y la anguila (Anguilla anguilla) en algunas zonas costeras donde se proponen diferentes actuaciones.

El Plan olvida, según ambas organizaciones, la retirada masiva desde hace años de miles de toneladas de arribazones de Posidonia oceanica, incluido un importante porcentaje de arena, en el frente mediterráneo de La Manga, para las que WWF y ANSE proponen su manejo in situ, que evite el traslado al Campo de Cartagena y a vertederos de un elemento de gran relevancia para la mitigación de la acción del oleaje en diferentes puntos.

El documento indica, con respecto a la revisión del deslinde, que se llevará a cabo con criterios más exigentes desde el punto de vista medioambiental, “…al objeto de incorporar al DPMT los terrenos con características naturales propias del mismo”, sin especificar ni como, ni cuando, ni aportar planos con una aproximación al futuro deslinde.

Por último, las organizaciones destacan que el Plan, que deberá someterse a Evaluación Estratégica por afectar a red Natura 2000, propone un manejo que requerirá de proyectos específicos de gestión del sedimento y control periódico en numerosas playas, donde el denominado reperfilado requerirá de un mantenimiento anual, por lo que piden que el Plan sea acompañado por una Memoria Económica valorando las diferentes actuaciones propuestas, por fases, incluyendo los costes del mantenimiento posterior de las actuaciones a desarrollar, y así poder valorar adecuadamente las más útiles desde un punto de vista ambiental, económico y social.


Acaba la consulta pública del Plan para la protección litoral del Mar Menor”


EFEverde 

Elaborado por la Dirección General de la Costa y el Mar, su objetivo es identificar las presiones existentes en el borde litoral de este humedal murciano, así como en el tramo de costa comprendido entre el puerto de Pilar de la Horadada y Cabo de Palos.

Recoge además el conjunto de medidas necesarias para la recuperación, protección, restauración y correcta gestión del litoral de la laguna salada que lleva sufriendo durante años numerosas catástrofes ecológicas debido a vertidos y a la presión urbanística.

El documento apunta que el Mar Menor ha congregado, al menos, cinco fuerzas transformadoras: crecimiento poblacional, agricultura intensiva, lixiviación de depósitos estériles de antiguas explotaciones mineras y construcción de grandes infraestructuras y equipamientos que han alterado los procesos naturales.

Además la situación de este espacio se vio empeorada por los efectos de la DANA de septiembre de 2019 y recibió todos los aportes de agua dulce y carga sólida de las cuencas vertientes a la laguna, además de enormes cantidades de residuos urbanos.
Impactos del cambio climático

El Plan analiza también los impactos esperables del cambio climático en la zona, a partir de diversos escenarios de emisiones y varios estudios entre ellos los del Panel Intergubernamental de Expertos de la ONU IPCC.

En todos ellos, incluso en los más benignos se plantea una perdida de playas, algunas de las cuales podrían desaparecer completamente en distintos horizontes temporales.

Para hacer frente se plantean diversas alternativas de adaptación que van desde la protección de las zonas de más riesgo a la acomodación o retroceso.

Entre las medidas en el borde costero del Mar Menor que plantea el Plan figura la revisión y, donde corresponda, redefinición del dominio público marítimo terrestre (DPMT), recuperación de zonas ocupadas sin autorización, actuaciones sobre las causas de la degradación y mejora de las condiciones de uso con medidas como la regeneración de playas.

Destaca que debe vigilarse y e implicarse en todas las actuaciones del llamado plan de “Vertido Cero” al Mar Menor.
Ocupación de DPMT



Entre los datos de ocupación ilegal de zona marítimo terrestre se apunta que hay 55 fondeaderos no regularizados y tan solo uno autorizado con más de 2.300 embarcaciones de recreo a motor.Además hay 4 puertos deportivos y 11 clubes nauticos.

Del conjunto de 66 playas, solamente en 23 de ellas no existe ninguna ocupación (viviendas, chiringuitos, hotel, parking, restaurante…)

En el borde costero del Mar Mediterráneo también prevé acciones en el DPMT, recuperación de ocupaciones y mejorar de las condiciones de uso.

“Plan para la protección litoral del Mar Menor”

ANSE califica de “convencional” el Plan del Mar menor del ministerio

@efeverde

Comentarios

Disqus Shortname


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible